feb 8, 2012

Enviado por en Curiosidades Sexuales, Noticias y Actualidad, Salud | 0 Comentarios

Ondas electromagnéticas, ¿asesinas de espermatozoides?

Ondas electromagnéticas, ¿asesinas de espermatozoides?

Actualmente casi todos los dispositivos electrónicos portátiles usan la tecnología Wifi, y los que no lo tienen luchan para actualizarse e incluir soporte para este sistema. Pero, ¿los testículos de los  usuarios masculinos de éstos dispositivos están a salvo? ¿la tecnología Wifi mata literalmente a los espermatozoides?. Un estudio científico pone de manifiesto que las ondas electromagnéticas emitidas por la tecnología Wifi reducen la mobilidad de los espermatozoides y aumentan la fragmentación de su ADN.

 

El caso que os mostramos es un exlusivo estudio aparecido en la revista Fertility and Sterility de Enero de 2012, en el que a juzgar por las conclusiones extraídas por los expertos, podemos estar ante un punto de partida para pensarse nuevamente hasta qué punto llegar en el avance científico de forma que la salud y la integridad de las personas se mantengan óptimas.

 

La base de este estudio colaborativo entre el Instituto de Medicina Reproductiva de Córdoba, en Argentina, y el Departamento de Obstetricia y Ginecología de Escuela Médica de Virginia del Este, es una prueba en la que 29 muestras de esperma donado por hombres sanos se dividen en dos. La mitad de las muestras se colocan sobre un ordenador en el que se están descargando archivos a través de una conexión inalámbrica wifi. El resto se coloca sobre una superficie similar alejada del ordenador en funcionamiento.

Imágen de wifi espermatozoides

 

Tras cuatro horas dejando a las ondas electromagnéticas hacer su "trabajo", el 25% de los espermatozoides dispuestos sobre el ordenador estaban muertos, frente al 14% de los espermatozoides muertos en la muestra alejada del ordenador. Además, el 9% de los espermatozoides más cercanos al ordenador presentaban daño en el ADN, frente al 3% que resultó dañado en la muestra alejada de las ondas electromagnéticas.

A juzgar por los resultados arrojados, ¿realmente podemos considerar al wifi como una amenaza para los espermatozoides?. Siendo un poco alarmistas, si juntamos los datos aquí expuestos con los del artículo que os presentábamos acerca del sobrecalentamiento escrotal por el uso de ordenadores portátiles, la calidad de los espermatozoides del hombre moderno -entendiendo moderno como adaptado a las nuevas tecnologías- estaría en entredicho.

 

Finalmente, y para calmar un poco las posibles alarmas creadas hasta ahora, el doctor Robert Oates, presidente de la Sociedad de Reproducción Masculina y Urología, quita hierro al asunto alegando que el entorno artificial reproducido en el laboratorio durante la investigación no es una fiel representación de la realidad. Oates, quien tiene dos hijos a pesar de usar a diario un ordenador portátil y un iPad, añadió que todavía no hay ningún estudio científico que demuestre si las ondas electromagnéticas afecten a los  en el interior de los testículos.

Dejar una respuesta