ene 25, 2012

Enviado por en Curiosidades Sexuales, Estilo de Vida | 0 Comentarios

¿Cómo se produce el amor y cuánto dura?

¿Cómo se produce el amor y cuánto dura?

¿Nunca te has preguntado cómo surge el amor?  No, no nos estamos refiriendo a ninguna explicación a base de metáforas ni de una idealización de las más bellas y románticas situaciones en las que se pueda situar a una futura parejita de enamorados. Estamos hablando del surgimiento del amor como algo biológico o neuronal, pues el enamoramiento de dos personas no sólo encuentra explicaciones en las más bellas poesías sino también en bases científicas hartamente probadas.

En primer lugar deberíamos distinguir el amor del apego o del deseo sexual, si bien es cierto que el deseo sexual es compatible con ambas, el amor y el apego son, a todas luces, dos conceptos completamente incompatibles. Una vez tenemos claro las diferencias entre estos conceptos, estamos en condiciones de plantearnos las siguientes preguntas:

 

¿Qué es el amor?

Desde el punto de vista científico, se ha definido el amor como una alteración neuronal. Esta a menudo provoca en la persona que sufre de él un comportamiento compulsivo hacia aquella persona responsable de su enamoramiento.

 

¿Por qué nos enamoramos?

Hay una gran cantidad de respuestas a estas preguntas, y seguramente todas lleven su parte de razón. Así, desde el punto de vista Psicológico, una de las teorías más extendidas es que el enamoramiento se basa en los rasgos de nuestras primeras relaciones, de forma que idealizamos la figura de la otra persona y no somos capaces de apreciar sus defectos. Otra teoría es que el enamoramiento parte de un proceso de maduración, por tanto, es muy posible que nos enamoramos cuando encontramos a alguien que, a nuestro juicio, nos hará crecer como personas.

Si lo que buscamos es una explicación todavía más científica, podríamos decir que el responsable del enamoramiento es nuestro propio cerebro, que se encarga de producir ciertas sustancias químicas cuando se ve afectado por emociones. Estas sustancias se denominan “hormonas endógenas”, y son las responsables de gran parte de nuestra felicidad. En realidad, estas hormonas son similares a drogas, que actúan en nuestro organismo modificando nuestra conducta y exaltando nuestra persona. Hablamos de sustancias como la oxitocina (relacionada con el deseo sexual), la dopamina (responsable del amor), endorfina, filinanaina o epinefrina.

 

¿Cuándo nos enamoramos?

Que el amor surge en cualquier lugar y situación podría no ser del todo cierto, y es que existen unas situaciones más propensas que otras para hacer que el amor surja entre dos personas. De nuevo, no nos estamos refiriendo a una romántica cena en el restaurante con las mejores vistas de París, sino a ciertas situaciones personales que podrían hacernos más propensos a sufrir de enamoramiento. En el caso de las mujeres, por ejemplo, se ha demostrado que al dar a luz la dopamina aumenta su valor normal por 7000 veces, además de la oxitocina, lo que hace a estas mucho más receptivas al amor tras el parto. Por supuesto esta no es la mejor forma de enamorarse, seguramente sea mucho más normal que el amor surja de una serie de relaciones sexuales que  dos personas mantengan de forma frecuente, y es que las hormonas liberadas durante el acto sexual y el bajón posterior pueden hacer que acabemos enamorándonos de la otra persona a no mucho tardar.

 

¿De quién nos enamoramos?

Desde los 5 a los 9 años, aproximadamente, reconocemos, identificamos y recogemos mentalmente nuestras experiencias con las personas más cercanas a nosotros. Esto nos permitirá formar en nuestro subconsciente una imagen “prototipo” de nuestra pareja ideal, es decir, del tipo de persona del que años más tarde nos enamoraremos.

 

¿Cuánto dura el amor?

Hemos llegado a la pregunta de oro: Realmente aunque depende de las personas, del interés y empeño que pongan en la relación con su pareja y de gran cantidad de factores, llegará un momento en que nos desenamoremos, “se pierda la pasión”. Esto también tiene su explicación científica, y es que el cerebro acaba acostumbrándose a las sustancias que anteriormente asemejábamos con drogas al mismo tiempo que su concentración baja. Generalmente este periodo de adaptación de nuestro organismo en el que vamos perdiendo interés gradualmente dura de dos a cuatro años como mucho, dando paso de un amor incontrolado a un amor mas “sosegado”. Poco a poco las emociones que experimentábamos hacia la otra persona se irán transformando en sensaciones de serenidad, paz y calma, es decir, el amor hacia la otra persona acaba transformándose en apego.

Dejar una respuesta