ene 19, 2012

Enviado por en Estilo de Vida | 0 Comentarios

Nicotina. Tabaco y sexo.

Nicotina. Tabaco y sexo.

¿Qué es la nicotina?

La nicotina es un componente alcaloide de la planta de la nicotina. Se concentra principalmente en las raíces donde tiene más actividad y es transportada por el tallo, mediante la savia, hasta la hoja de la planta.

Es un poderoso veneno utilizado en muchas situaciones como insecticida para fumigar las plantas. Pero en bajas cantidades es una sustancia estimulante y aditiva, de aquí la adicción al tabaco.

La nicotina induce en el sistema nervioso un efecto estimulante en la vigilancia, rendimiento cognitivo y la alerta, mejorando la capacidad de concentración y la capacidad mental del sujeto, por la liberación de dopamina y la norepinefrina, generando el placer y la alerta en el cerebro. En cantidades un poco más altas puede provocar un estado sedante en el individuo ya que la nicotina actúa como un depresor. Según estudios de la universidad de Florencia la nicotina produce cierta impotencia sexual en los varones. Esto es porque la nicotina, y las demás sustancias que el tabaco contiene, obstruyen los vasos sanguíneos, traduciéndose en una dificultad en la erección del varón a la hora de estimularse. Contrario a lo que se cree que el tabaco es un afrodisíaco, produce el efecto estimulante del sistema nervioso traduciéndose en un efecto psicológico la falsa sensación de aumento de potencia sexual.

La adicción a la nicotina que consigue la mayoría de la gente es a través de los cigarrillos, absorbiendo la droga por los pulmones, llegando, dicha droga, al cerebro directamente por la sangre. Cada cigarrillo que fuma una persona contiene de 10 a 20 mg de nicotina, llegando una cuarta parte de esta, en siete segundos, al cerebro.  Esta absorción casi inmediata es una de las causas de la fuerte adicción que causa esta sustancia.

Dejar una respuesta